No gestiono mis emociones.

Estoy ahora con el tratamiento hormonal y no sé ni lo que pienso. ¿Es normal no tener control sobre mis emociones?

Ya está, el paso esta dado, has empezado con el tratamiento de estimulación y te sientes genial porque un sueño está cerca, a punto de realizarse. ¡¡¡Enhorabuena!!!

Pero a la vez, ya notas que las hormonas no te dejan ser tú en cada momento. Es como que cada instante lo vives de forma más intensa, sin filtro.

Además, todos los días estás pinchándote y sabes que está bien para una cosa, pero para otra… «¿Me estaré haciendo daño? No sé si es una sensación pero cada día parece que este cuerpo no es el mío.»Eso es por lo que yo pasé en su época una y otra vez; en cada tratamiento; en cada espera; en cada respiración de esperanza.

Esas hormonas están ahí para ayudarte a darte todas las posibilidades para que, este mes por fin, tengas ese sueño conseguido; pero, como sabemos, cada medicamento tiene también sus efectos secundarios. Esos varían según las personas, el momento y según otros factores.Así que, primero, es importante que no te preocupes por ello. Es parte del proceso y es pasajero; a lo largo del mes se te pasará.

Ahora bien, durante este tiempo sé consiente del “nuevo estado” en el que estás. Es decir, a nivel de trabajo procura hacer cosas rutinarias que no te alteren y, en tu vida personal, haz una vida lo más tranquila posible. Es decir que, sabiendo las fechas prepárate para ello. Todo lo que sabes que te estresa hazlo antes y sigue con una vida normal, con tu rutina y tus hábitos, no los cambies. Esta estabilidad de hacer siempre lo mismo en estos momentos te transmitirá paz, tranquilidad.

Te invito a preguntarte:

❎ ¿Qué hago normalmente para tener paz, tranquilidad?

❎ ¿Cómo estoy respirando? ¿Me estoy alterando por algo?Entonces ponlo en marcha y piensa que son sólo 15 días.

¡Hoy sé que no estoy embarazada! ¿Y ahora qué?

Ya está, el resultado ha salido: he esperado la fecha idónea para verlo y el test de embarazo es afirmativo; no estoy embarazada.Estoy con rabia, impotencia, me siento sin fuerzas. Y lo único que quiero es estar sola, llorar, gritar…

Qué momento más duro, tanta esperanza depositada en este momento y no ha salido como querías. Además, hace días que vives como una embarazada: los olores, el cambio en el cuerpo, las náuseas… «Pero entonces, ¿eran ideas mías?«

Pues no, no eran idea tuyas. La verdad es que la medicación y los pinchazos han acelerado el proceso y tu cuerpo esta reaccionando como si estuvieras embarazada.

Este resultado es todo lo que no querías vivir, pero ahí está.Así que, antes de nada, te invito a aceptarlo. Es importante estar de acuerdo con esta nueva situación. Me explico: si quiero ir a algún sitio en la vida primero debo saber dónde estoy para partir de esa base e ir hacia adelante. Es como el gps, primero antes de poner la dirección de donde quiero ir, se conecta para saber dónde está. Es lo mismo que debes hacer: saber ¿dónde estás?

Para ello, te invito a tomar tiempo para ti, para vivir todas esas emociones que te vienen. Es decir, si quieres llorar, llora, si quieres gritar, grita, etcétera. Y, una vez que lo has sacado, piensa en lo valiente que has sido, revive todo el proceso desde una mirada de admiración, porque te puedo asegurar que todas las mujeres no están dispuestas a emprender este camino.

Es normal que quieras saber qué ha pasado, somos humanos y queremos culpar a alguien, a algo… Los médicos te darán esa respuesta, pero, ¿qué puedes hacer tú ahora para aceptar esta nueva realidad? Por ejemplo, cuidarte, mimarte mucho porque has dado muchos pasos para conseguir lo que más quieres, así que valórate.

Es cierto que no es el resultado esperado pero, ¿acaso en la vida siempre tenemos lo que queremos a la primera? No, muy pocas veces. Así que date el tiempo de aprender a lo largo de este camino.

Te invito a pensar en esas preguntas:

¿Qué he aprendido de mí durante este proceso?

¿Qué he logrado? Siempre hay algo positivo de todas las situaciones.

¿Ahora qué quiero hacer en el futuro?Contesta esas preguntas en este orden, no lo cambies.

Estoy en esta fase de esperar el resultado y me estreso. ¿Qué puedo hacer?

Ya estás, la fecundación y todos los tratamientos. Has superado todas las fases, ahora falta esperar. ¡Qué largo 15 días sin nada que hacer después de tantos días con tantos médicos, pruebas, horas dedicadas a ello! Y, de repente nada. Tú en tu casa, todos los días sin saber muy bien qué hacer.

Las veces que pasé por esta fase me acuerdo que cualquier cosa me desesperaba: no quería hacer nada, veía la vida cotidiana de otra forma, como sin sabor, sin color, sin ganas. Sólo estaba centrada en las pruebas, cómo me siento y ¡si estoy embarazada ya o no! ¿Te suena?

Ahora con la distancia, reconozco que esta actitud no ha ayudado a mi bienestar y tampoco a una mejora del resultado. Si pasas por esto, no te centres sólo en esto. La vida no se acaba durante este tiempo de espera. Es lo más normal que, con todo lo que te ha pasado esos últimos días, lo piensas mucho. Pero te invito a que, cada vez que lo pienses veas sólo el resultado positivo y te imagines vivir con esta noticia.

Imagina verte en unos 6 meses, 1 año… ¿Qué pasará? ¿Cómo estarás? ¿Qué harás? ¿Qué cambiará en el mundo esta nueva situación? Es decir, visualízate que será de tu vida después, en vez de centrarte en el miedo del ahora.

Para ello, te invito a visualizarte todas las mañanas como será tu vida en 6 meses, antes de levantarte de la cama, y por la noche cuando estés en la cama y el sueño te esté entrando.

Es la forma de que tu mente y tu cuerpo este alineado y que lo que tanto deseas el cuerpo lo ponga en marcha. Así que ¿Cómo será tu vida en unos meses? ¿En unos años?¿Qué cambiará? ¿Qué será igual? ¿Cómo te sentirás? ¿Qué oirás? ¿Qué ves?

🔝🔝 TENGO ALGO QUE DECIRTE…

Quería hablarte de una última cosa. He estado pensando en que puede que además de leer este blog, quieras dar tu opinión, hablar sobre tu experiencia y sentirte escuchada por otras mujeres que están pasando o han pasado por lo mismo que tú.

Por eso, he creado la comunidad MUM for SURE, una comunidad totalmente privada y gratuita donde podrás unirte y, entre todas, arrojar luz sobre todas tus dudas y las del resto de compañeras.

Para mí sería un absoluto placer tenerte en la comunidad MUM for SURE (MfS) y que te sintieras libre y como en tu propia casa. Te dejo el link de facebook del grupo privado para que puedas unirte.

mfs

https://www.facebook.com/groups/mumforsure/


Tags

ánimo, comunidad, cuerpo, efectos, embarazo, emociones, esperar, estrés, fases, gestión, gestión de emociones, hormonal, hormonas, mente, mfs, mum for sure, mumforsure, positividad, secundarios, tratamiento, tratamiento hormonal, tú puedes


También te puede interesar...

PREGUNTAS REALES HECHAS POR TI.

PREGUNTAS REALES HECHAS POR TI.
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

Suscribirse