Las hormonas

Después de las primeras pruebas se valora qué tipo de tratamiento necesitáis.Para él nada y para ti hormonas. El objetivo es que todo el cuerpo este centrado en el embarazo y para ello debes inyectarte unas hormonas.

En cada caso se pone unas hormonas u otras y unas dosis diferentes según cada cual. Espero que no te moleste pincharte porque casi todas son inyecciones subcutáneas. Es importante los horarios. Podrás tener unas por la mañana, otras por la tarde noche….. Mejor hacerlo tranquilamente en casa para tomarte el tiempo necesario y tener a mano una nevera porque algunas se tienen que conservar en la nevera.Te recomiendo cambiar un poco tu vida social según esos horarios. Dura como mucho 8 días, pero si no se hace bien hay menos posibilidad de que funcione.

Durante este tiempo tienes 2 o 3 citas de control para ver la evolución del aporte de esas hormonas. Hasta aquí bien, es la parte física y se que no te estoy aportando mucho porque el ginecólogo te lo explica y sino en varios artículos lo puedes encontrar.Pero lo que no explican es como te vas a encontrar. Por mi parte, empezaron a hincharse los pechos; me dolían al hacer gimnasia. También olía mucho más los olores y algunas cosas me daban nauseas. Tu dirás: «pero si esto son síntomas de embarazada»; pues si, así es, vivía esos días de hormonarme así.

Además, estaba mucho más irritable de lo normal y saltaba antes… Era difícil olvidar que estaba en un proceso. Esta sensación dura todos los días del tratamiento, es decir, los 21 días. 

¿Y qué pasa cuándo te viene la regla?

Pues pasa que todo el cuerpo esta lleno de hormonas pero sin estar embarazada… Un chollo. Durante unos días sigues con este estado emocional alterado; en mi caso fue unos 10 días.
Para aportar más posibilidades, los médicos recomiendan no dejar ningún mes sin tratamiento. Así que es lo que hice. Ten en cuenta que un mes de hormonas te pasa lo que acabo de explicarte. Así que 2 meses imagínate y 3 aún más. El efecto es exponencial.

Como máximo son 3 meses, 3 pruebas y mientras tanto sigue con tu vida normal sin poder decir a nadie lo que estas haciendo y por lo que estás pasando.Te invito a decir a tus compañeros de trabajo que están haciéndote unas pruebas ginecológicas, sin especificar, para que entiendan tus ausencias y tu estado emocional. Es importante que en estos momentos no tengas más problemas de los necesarios.

Después de 3 meses de tratamiento, además de sentir una gran frustración, impotencia y rabia, tu cuerpo necesita eliminar el exceso de hormonas. Este exceso lo notarás porque te sentirás hinchada, tendrás la sensación de vivir en el cuerpo de otra mujer y que lo que está pasando es una pesadilla. Siento mucho decírtelo, pero es real y debes buscar todas las fuerzas del mundo para seguir adelante. Sé que las tienes y las tendrás. Mi apoyo es en estos momentos mimarte, darte masajes o ir a un centro de estética para que te «reconectes» con tu cuerpo y que entiendas y sepas que es tuyo y, gracias a él, puedes hacer muchas cosas hasta tener placer. Es una cosa que no he hecho y estoy convencida de que te ayudará mucho a superar esta fase. También es importante conectarte con la madre tierra. Así que te invito a andar en la montaña, la playa, donde sea pero recargarte, vive el presente y si necesitas exteriorizar tus emociones poder hacerlo en un lugar que no sea tu casa.


Tags


También te puede interesar...

PREGUNTAS REALES HECHAS POR TI.

PREGUNTAS REALES HECHAS POR TI.
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

Suscribirse